El gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, a través de la Secretaría de Gobernabilidad y Comunicaciones, continúa promoviendo iniciativas que alienten a las entidades públicas y privadas a elevar la calidad en los servicios que prestan, como parte de los esfuerzos para impulsar procesos que permitan garantizar condiciones de beneficio y desarrollo para toda la población.

Entre estas iniciativas destacan el Premio Salvadoreño a la Calidad y el Reconocimiento a las Mejores Prácticas, galardones creados por decreto ejecutivo en diciembre de 2010 con el objetivo de reconocer a aquellas organizaciones, tanto públicas como privadas, que poseen serios compromisos con los ciudadanos/clientes y que demuestran excelencia en toda su gestión.

Estos incentivos constituyen un importante aliciente para los participantes debido al desafío que supone todo el proceso, y su principal propósito es impulsar la acción colectiva a favor del desarrollo.

Para el Secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Hato Hasbún, trabajar por garantizar las condiciones que permitan llevar una atención de calidad a la gente es un aspecto fundamental de la gobernabilidad.

“La calidad genera beneficios por lo que hay que trabajar para que los servicios sean de calidad, y hay que orientar recursos humanos y materiales para garantizar esa calidad a través de un esfuerzo de todos”, dijo esta mañana el secretario al participar en una conferencia magistral con representantes del sector privado, realizada para motivarlos a generar servicios de calidad.

Este año el gobierno realiza la cuarta edición de estos reconocimientos y en el marco de los preparativos impulsa talleres y conferencias con empresas privadas y entidades públicas, las que buscan concientizar a los participantes sobre la importancia de elevar la calidad en los servicios que prestan con el fin de contribuir al desarrollo económico y social del país.

La conferencia fue impartida por el director ejecutivo de la Corporación Calidad de Colombia, Luis Emilio Velásquez Botero.